.

.

.

Jauja, donde pagan a los hombres por dormir, fustigan a los hombres que insisten en trabajar, los árboles son de tocino y sus hojas de pan de fino. Las calles están adoquinadas con yemas de huevo y lonjas de tocino, asadas y fritas...

4 de junio de 2011

Historia de Inés Huaylas, madre de la niña de Jauja, Panchita Pizarro

El conquistador Francisco Pizarro
Por: Néstor Mayma Quispe
Preso en Cajamarca, Atahualpa recibió la visita de su hermana. Era una hermosa ñusta, hija de Huayna Cápac y de una hija del Cacique del pueblo Huaylas.

Atahualpa la mandó llevar donde Pizarro y, prácticamente, se la regaló. Cautivado por la belleza de la ñusta, Pizarro la tomó por esposa de acuerdo con el ritual incaico.

Fue entonces que la bautizó como INES, en recuerdo de una hermana y de una tía. Huaylas fue por el lugar de su nacimiento.

Francisco Pizarro, Inés Huaylas y Atahualpa
Inés era bulliciosa, alegre, coqueta. Pizarro la llamaba Pizpita (que viene de pispireta y coqueta). En España hay un pájaro que se llama así.

Acompañó a Pizarro al Cuzco y a Jauja, donde se quedó mientras él se dirigía a la costa en busca de un lugar ideal para fundar la capital. Se enteró entonces que había nacido su primogénita. Fue en 1534 y le pusieron el nombre de FRANCISCA PIZARRO Y YUPANQUI. A fines de 1535 nació su segundo hijo, GONZALO PIZARRO Y YUPANQUI, heredero más tarde de la Gobernación de Nueva Castilla y del linaje de los Capacunas del Cuzco.

Cuando su hermano, Manco Inca se sublevó en el Cuzco y llegó a Lima con sus ejércitos, Inés fue acusada de proporcionar información a los indios y de haber querido huir con cofres llenos de oro y plata.

Como surgieron desavenencias con Francisco Pizarro, se separó de él y en 1538 se casó con Francisco de Ampuero, uno de los que apresó a su hermano, Atahualpa. Se casaron civil y religiosamente, cosa no muy usada en esos tiempos, lo que hace pensar que fue un castigo de Pizarro, quien sorprendió a Inés y Francisco como amantes.

Pizarro no menciona a Inés en su testamento ni como su esposa, ni como madre de sus hijos. En 1541 murió Francisco Pizarro.

En 1544, su hijo Gonzalo y en 1551 su hija Francisca viajaron a España, a pedido del Rey, enviados por su padrastro Ampuero.

Con Ampuero, Inés tuvo tres hijos: Martín Alonso, Francisco e Isabel. Ampuero llegó a ser Alcalde Mayor de Lima y al morir dejó todos sus bienes a su esposa legítima, Doña Inés Huaylas.

A Inés se la veía, acudir a las misas de la Catedral. La llamaban Inés Yupanqui, María Quispicuri, Doña Inés, e Inés Huaylas Ñusta.

No se sabe a ciencia cierta a qué edad ni dónde murió esta bella ñusta que conquistó a los conquistadores.

Fuente: "Documental del Perú: Ancash", Tomo II, IOPPE S.A., Lima - Perú, p. 160.

4 comentarios:

  1. Excelente historia de la madre de nuestra paisana "panchita" de Jauja.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena historia que pocos jaujinos conocemos. Solo una aclaración, el personaje a caballo no es Francisco Pizarro, sino el Emperador Carlos V .


    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Esta buena la historia ,me gustaria que escribas mas sobre la historia no contada de Jauja

    ResponderEliminar
  4. Después de 30 años retorné a Jauja por un solo día; en la Plaza, en el espacio que ocupaba en Sr. Pánfilo Cáceres hay una efigie, el cual está directamente relacionado con su narración. Por tanto lo felicito Señor Editor.

    ResponderEliminar

Pasos para publicar un comentario:

1) Escribe tu comentario dentro del cuadro.
2) Hacer click en la ventana de "Comentar como" y elegir la opción "Nombre/URL".
3) En el cuadro emergente "Editar perfil" escribe tu nombre en la opción "Nombre" y hacer click en "Continuar".
4) Para finalizar, hacer click en "Publicar un comentario"

NOTA: MENSAJES ANÓNIMOS NO SERÁN PUBLICADOS